Un policía nacional salva la vida de un delincuente huido de la Justicia al hacerle un torniquete en un brazo

08.08.2003

Ayer por la mañana, un agente de la policía nacional de Pontevedra salvó la vida de un prófugo de la Justicia pontevedresa que se había perforado el brazo derecho con un barrote de una verja, según trascendió.Una patrulla localizó a César Montes González, alias el Gato, que estaba reclamado por un juzgado pontevedrés por su presunta participación en un robo, en la citada parroquia pontevedresa. El joven, al observar la presencia de los funcionarios, emprendió una veloz huida. Al parecer, al tratar de emular al felino del que toma su apodo, Montes González se clavó un barrote metálico de un cierre. La sangre comenzó a salir a borbotones. Fuentes sanitarias indicaron que la rápida intervención de uno de los policías, que le practicó un torniquete, impidió que El Gato falleciera. El joven, que tiene entre 21 y 22 años de edad, fue trasladado al Hospital Montecelo, donde se le intervino quirúrgicamente. Ya por la tarde, César Montes permanecía en la planta de hospitalización y, al cierre de esta edición, estaba pendiente de pasar a disposición judicial.